GESTIONA
VIVIR EN COMUNIDAD
Normativa de interés
Paseo por la LPH
Formulario de consultas
Foro
BLOGSPOT
MEDIOS COMUNICACIÓN
ENLACES DE INTERÉS
  
 

Vivir en Comunidad no es tarea fácil. Pero no es un problema de aprendizaje, lo que tal vez podría entrañar cierta dificultad, es simplemente una cuestión de actitud, de compromiso, de ser capaces de entender el límite de nuestras libertades. Dicen que la libertad de un individuo acaba donde empieza la de otro, pero esto creo no es así. Nuestras libertades son perfectamente compatibles e incluso me atrevería a afirmar que son complementarias.

Estamos obligados, que no condenados, a convivir y el objeto de esa convivencia es la de compartir. Ejemplos claros y evidentes se dan en el ámbito familiar, laboral... y ¿por qué no? en nuestra comunidad de vecinos. Ya podemos vivir en régimen de alquiler o como propietarios que el contacto, la convivencia con las personas de nuestro entorno será inevitable.

Claro que si fuésemos sensatos y aplicásemos el sentido común en nuestras acciones es seguro que no serían necesarias normas que regulasen nuestro comportamiento, pero esto no es así, no se si por suerte o desgracia, con lo que inevitablemente necesitamos normas que regulen y faciliten esa convivencia pacífica. A esas normas vamos a referirnos en estas páginas de “Vivir en Comunidad”, en la que abordaremos la enorme casuística que se genera alrededor de la vida en comunidad.

Las Comunidades de Propietarios  no pueden ignorar la tremenda responsabilidad que tienen frente a la sociedad, no pueden limitarse a las discusiones a pié de escalera, no deben encuadrar su vida a las asambleas, al quórum, al régimen de mayorías, a la primera o segunda convocatoria de igual manera que sus componentes deben ampliar el concepto de lo que consideran su casa, incluyendo las escaleras, el ascensor, el portal, haciendo un uso responsable de todo cuanto queda expuesto a su disposición. 

 No parece a veces que tengamos demasiado claro el concepto de “común”, término que tendremos que emplear en muchas ocasiones: elementos comunes que son de todos los que formamos la comunidad. Esa propiedad común estará limitada o condicionada privativamente al coeficiente de participación que cada uno tenga asignado, esto es, el que se reseña en la escritura de división horizontal, en la que quedan reflejadas todas y cada una de las entidades registrales que componen el edificio: viviendas, locales, trasteros, plazas de garaje.

 Esto significa que cada una de estas entidades, llevan como anejo inseparable un porcentaje sobre los elementos comunes, No podríamos detallar de que espacio concreto del portal somos propietarios o de que escalón de la caja de escalera, pero si tendremos claro que seremos copropietarios, junto con el resto de propietarios en un porcentaje de todos y cada uno de esos elementos comunes.

En muchos casos esos elementos comunes llevan implícito un uso que se regula básicamente por la Ley de Propiedad Horizontal, el Código Civil y no podemos olvidarnos de un texto importante: Los estatutos de la Comunidad de propietarios, que en las mas de las veces, se encontrarán contenidos en el Título Constitutivo, esto es: la Escritura de División Horizontal.

 Pero además de las normas de uso, encontraremos también el porcentaje de nuestra participación en el sostenimiento de esos elementos comunes. Y esto es importante ya que en algunos casos podrán aparecer cláusulas que por las que se nos exonere o incluso grave en un determinado gasto. De todo aquello que no figure específicamente en los estatutos aplicaremos directamente la Ley de Propiedad Horizontal que establece como norma general que todos tendremos que contribuir a sostenimiento de la comunidad de conformidad con el coeficiente que cada uno tenga asignado.
 
Es seguro que en un futuro próximo con este espacio que hemos dado en titular “Vivir en Comunidad”, procuraremos hacer gala de dicho título, facilitando, en la medida que nuestros lectores nos lo permitan, la correcta vida en comunidad.

Actualmente estamos preparando los contenidos de esta sección. En breve podremos ofrecerle informaciones completas con nuestra calidad y contenido habitual. Le rogamos que descargue esta página en su próxima visita. Gracias por su interés.